Si la Policía de la Ciudad u otra fuerza policial o de seguridad (Policía Federal, Prefectura Nacional o Gendarmería Nacional) te para en la calle tenés que saber que:

Todas las personas tienen derecho a transitar libremente y a no ser privadas de su libertad sin orden de un juez que lo establezca.

Sin embargo, recomendamos siempre llevar DNI o cualquier otro documento que acredite tu identidad. La policía puede pedirte que muestres tu documento solo cuando exista una sospecha fundada de que estás vinculado/a con la comisión de un delito; nunca te pueden demorar por tu situación social, edad, rasgos, identidad de género o cualquier otra circunstancia personal.

También tenés que tener en cuenta que el personal de las fuerzas policiales o de seguridad tiene que estar debidamente identificado –con nombre y apellido– y no te puede esposar.

Además, SI TE DETIENEN ES IMPORTANTE QUE SEPAS QUE:

  • No te pueden tratar igual que a un/a adulto/a ni llevarte a una comisaría o alojarte en una celda con personas mayores de edad.
  • Lo que corresponde es que te lleven al Centro de Admisión y Derivación (CAD), ubicado en la calle Presidente Perón 2048 de la CABA.

CAD: Es un centro especializado para alojar a aquellos/as chicos/as menores de 18 años de edad que estén acusados/as de cometer un delito, hasta que el juez resuelva su situación.

  • Siempre tiene que estar presente personal del Consejo de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes (CDNNyA), que es el organismo que se ocupa de proteger los derechos de los niños, niñas y adolescentes de esta ciudad.
  • Un/a médico/a tiene que revisarte al ingreso para verificar tu estado de salud y que no te hayan maltratado físicamente. Tenés derecho a ser revisado/a por una persona del género que elijas.
  • Tienen que comunicarse inmediatamente con un familiar o alguien de tu confianza e informarles de tu situación.
  • Tenés derecho a no declarar y a un/a abogado/a de tu confianza, o a que te nombren un/a defensor/a oficial.
  • No podés permanecer en el CAD más de 12 horas.

Los chicos y chicas menores de 16 años de edad no pueden ser castigados penalmente (no son punibles), por lo que no pueden ingresar al sistema penal.
Los/as adolescentes de entre 16 y 18 años de edad pueden recibir una sanción penal, salvo que se trate de delitos de acción privada (como por ejemplo, las calumnias o injurias). Tampoco pueden recibir sanción penal cuando se trate de un delito que tenga prevista una pena privativa de la libertad inferior a 2 años, una multa o una inhabilitación.

Si no se respetan tus derechos, es importante que lo comuniques en el momento ante el personal del CDNNyA. Además, podés recurrir a la Procuraduría de Violencia Institucional (PROCUVIN) o a la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas (DOVIC).

Podés comunicarte con esta Defensoría del Pueblo a través de las siguientes vías: